5514324953_c0432d2902_b

177 años de orgullo chinandegado

Audberto Solis

Chinandega celebra hoy 177 años de haber sido proclamada ciudad, siendo considerada la segunda fuerza económica del país después de Managua,  gracias a su desarrollo productivo, industrial y turístico, los cuales generan empleos e ingresos económicos a las familias chinandeganas.

La historia de la «Ciudad de las Naranjas», describe que el 15 de marzo de 1836, la Asamblea Nacional de Nicaragua (AN) otorgó a esta hermosa ciudad el título de «Villa», pero años más tarde, un 2 de septiembre de 1839 el gobierno de Joaquín Cosio, originario de El Viejo, le dio a Chinandega la categoría de «Ciudad».

En 2014, el Poder Legislativo llevó a cabo una sesión especial el 3 de septiembre en la parroquia Nuestra Señora de Santa Ana de la ciudad de Chinandega, iniciando con la invocación al Altísimo de parte de Monseñor Jaime Ramos, Vicario Episcopal de Chinandega. En esa ocasión Aura Lyla Padilla Álvarez, Alcaldesa de Chinandega, recordó que en esa localidad nació el clérigo Tomás Ruiz en 1977, quién llegado el año 1813 encabezó la conspiración de Guatemala. También mencionó al músico y compositor de gran renombre a nivel nacional, Tino López Guerra, quien es el autor del Corrido de Chinandega.

Crecimiento económico

El desarrollo económico de Chinandega inició con el decreto del 30 de marzo de 1835 que mandó a establecer una feria los días 8 de diciembre de cada año, sin embargo muchos años atrás Chinandega contaba con las condiciones para su crecimiento económico, siendo El Realejo el lugar donde se fundó el primer puerto de Nicaragua en el siglo XVI. En la actualidad la actividad económica más importante es la agricultura, principalmente el cultivo de la caña de azúcar, albergando dos de los ingenios azucareros más grandes del país. El turismo constituye también un pilar en el desarrollo económico del departamento. Durante Semana Santa, miles de vacacionistas nacionales e internacionales visitan los famosos balnearios, entre ellos: Jiquilillo, Los Zorros, Padre Ramos, Paso Caballo, El Espigón, Aserradores, Aposentillo, Santa María del Mar, Costa Azul, la presa Campuzano, todos ellos lindos destinos turísticos que junto a su desarrollo de la producción, la industria, la producción y el comercio, hacen de Chinandega una ciudad próspera.

Tradición y cultura

Chinandega cuenta con mucha riqueza folklórica y una arraigada tradición religiosa, entre las cuales se destacan la fiesta en honor a «San Pascual Bailón», «Los Mantudos», el 24 de septiembre la fiesta en honor a la  Virgen de las Mercedes con su tradicional baile del torito y las inigualables Fiestas Patronales en honor a Santa Ana, las cuales incian el 10 de julio, finalizando el 26 de julio.

En 1877 la ciudad de Chinandega tenía un mercado en la plaza principal, dos escuelas exclusivas para niños y uno para niñas; sus habitantes descienden de las tribus náhuatl que habitaron este territorio antes de la llegada de los conquistadores españoles. Desde su inicio como poblado, en 1796, cuenta con calles urbanas bien planificadas.  El primer contacto que el visitante tiene con la ciudad es la Rotonda Los Encuentros en la cual se alza el «Monumento al Trabajo», construido en la entrada principal por el empresario Piero Coen Montealegre.

Cuna de personajes

En Chinandega nacieron: el doctor Tomás Ruiz, sacerdote indígena, prócer de la independencia de Centroamérica; el compositor del Himno de Nicaragua, Salomón Ibarra Mayorga; el cantautor Tino López Guerra; el ex obispo de Occidente, Isidro Augusto Oviedo Reyes, impulsor de la Gritería Chiquita; el venerado Monseñor Nicolás Antonio Madrigal García; el ex Arzobispo de Managua, Alejandro González Robleto, Rosa Sarmiento, madre del príncipe de las letras castellanas, Rubén Darío; entre otros.

 

Publicado en

Deja un comentario