Casa incendiada en el barrio Carlos Marx en Managua. Foto | créditos  su autor
Casa incendiada en el barrio Carlos Marx en Managua. Foto | créditos su autor

Entrevista | El incendio en el Carlos Marx y la madre de todas las marchas. Dos episodios funestos de la represión sandinista

wm-dario wm-dario

A cuatro años del estallido social en Nicaragua que llenó de luto a más de 300 familias nicaragüenses, recordar el incendio en la casa del barrio Carlos Marx en Managua, que dejó a una sola sobreviviente de una familia de siete integrantes, es quizás uno de los episodios más funestos de la represión desatada por el régimen de Daniel Ortega.

A cuatro años de la represión violenta, las imágenes de fuego, los gritos de una familia, y las escenas de sangre en una marcha masiva permanecen intactos en la memoria de cada nicaragüense.

El caso de Guillermo Medrano no es la excepción. Guillermo es un especialista en medios de comunicación y extrabajador de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh).

Medrano, a como otros nicaragüenses, no solo recuerda la casa incendiada del Carlos Marx, o los asesinatos en la madre de todas las marchas, sino cómo el régimen de Daniel Ortega ha intensificado la persecución contra los medios y periodistas independientes del país.

En este episodio dominical conversamos con Guillermo Medrano.

Si por un momento piensas en Nicaragua ¿Qué es lo que más extrañas del país?

Lo que uno extraña es su identidad, sus raíces, orígenes, su familia, su patrimonio. Cuando uno está en el exilio la única ventaja que tenemos es respirar aire de libertad y vivir un régimen de democracia en donde se respetan los derechos humanos aún de los migrantes y personas que se encuentran en la situación que nos encontramos miles de nicaragüenses. Pero nuestras  acciones, nuestra mente, nuestro pensamiento y toda nuestra agenda están en Nicaragua.

¿Cuál es el recuerdo con mayor raíz en tu memoria de la represión contra ciudadanos a partir del 2018 en Nicaragua?

Hay varios episodios, hay cosas que calan, por ejemplo la casa del Carlos Marx, cuando mirabas a aquellos niños y aquella señora gritando, mirabas vos a una persona en momentos de desesperación, una persona de momentos de angustia, pidiendo auxilio y las personas que estaban ahí tratando de poder ayudar, pero te mirabas imposibilitado. Hay otro momento quien no va a poder olvidar, la madre de todas las marchas, en Nicaragua se festeja el día de las madres y ese día muchas madres nicaragüense recibieron la muerte de varios hijos entonces son cosas que han permeado en la mente de uno.

Escucha la entrevista aquí

Voces del Sur denunció amenazas de muerte al periodista Wilmer Benavidez por su orientación sexual. Este patrón de discriminación para silenciar a un periodista ¿Cómo deja al gobierno de Nicaragua?

Durante estos últimos años hemos visto patrones diferentes campañas de odio, de estigmatización, desacreditación, amenazas. Lo que pasó con Wilmer es una escalada más, una campaña más, recordemos que a partir de Julio del 2021 los periodistas, la mayoría en estrecha coordinación con los medios de comunicación suprimieron la firma en sus documentos o notas informativas, Wilmer Benavides después que hizo público el exilio, él sigue firmando sus notas periodística en el medio para el cual trabaja, entonces hemos visto cierta campaña persistente para tratar de acallar, para tratar de silenciar su voz y tratar de silenciar su pluma, ahora han utilizado un lenguaje muy sexista para tratar de recriminarlo por tratar de exponerlo por la orientación sexual que el periodista tiene.

Las estaciones de radio independientes se han visto obligadas a hacer ajustes en su línea editorial para evitar el cierre de sus instalaciones ¿Cuáles son los retos de transformación a los que deben apuntar, sin perder su identidad?

En primer lugar mantener y prevalecer su identidad, esa comunicación permanente que tienen con los habitantes de su municipio, no perderlo, pero claro hay que reinventarse, porque recordemos que en la actualidad las radios comunitarias y los medios como tal están viviendo una asfixia económica, una es la ausencia de pauta de pequeños negocios, entonces tienen que reinventarse, cambiar un poco su formato a lo digital, porque detrás de un negocio que se anuncia en un radio independiente están la DGI y el INSS, recordemos que los medios comunitarios en Nicaragua y cada día vienen siendo menos, mucha de estos han cerrado sus programas de opinión, programas como este que tiene Radio Darío los contamos con los dedos, porque nos encontramos bajo censura.

A nivel digital, el internet permite a la prensa independiente romper la censura gubernamental. ¿Logrará el gobierno también controlar el internet?

Alegremente para la población y tristemente para el gobierno el internet nació para ser libre, lo único que ha hecho con el combo de leyes recriminatorias es que la población y los medios de comunicación tengan mayor temor debido que  existe una etapa de censura, autocensura, de represión interna de parte de la población y que sabemos que existe una perversa ley de ciberdelitos, por tanto te pueden acusar de traidor a la patria, entonces lo que la gente hace a autorregularse.

Deja un comentario