Zaida Pérez, lídereresa de la comunidad la Bolsa en Chinandega | Foto cortesía
Zaida Pérez, lídereresa de la comunidad la Bolsa en Chinandega | Foto cortesía

“He visto a mujeres que han dicho hasta aquí, no más violencia y hacer un alto”

wm-dario wm-dario

En Nicaragua la violencia de género hacia las mujeres es una situación que se vive a diario. El último informe de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, indicó que en el primer semestre de este año 2021 se registraron 35 feminicidios y 51 mujeres escaparon de la muerte.

Vencer la normalización de la violencia en Nicaragua, es uno de los principales retos para las sobrevivientes.

Zaida Vanesa Pérez, una líderesa comunitaria de la comunidad la Bolsa en Chinandega, facilita grupos de autoayuda en su comunidad y acompaña a las mujeres que han decidido denunciar, en todo el proceso jurídico hasta que se logra la sentencia final. 

He visto a mujeres que han dicho hasta aquí, no más violencia y hacer un alto y yo he visto ese logro y ese cambio en las mujeres. Eso es lo que me motiva a seguir apoyando a las mujeres de mi comunidad”, dice.

El ejemplo del trabajo que realiza Zaida, demuestra que para prevenir la violencia en las familias y en la comunidad, se debe escuchar, apoyar a las sobrevivientes y educar en valores que fortalezcan la igualdad y la justicia. 

Zayda Pérez visitando a las mujeres de su comunidad en Chinandega | Foto cortesía

Te presentamos esta plática con Radio Darío

¿Cómo te convertiste en una líder comunitaria? 

Porque me gustó ayudar y entonces me quedé siempre ayudando a los jóvenes, a niños y a mujeres y más a mujeres que sufrían violencia, entonces ya tengo de ser líder 13 años, trabajando con mujeres que sufren violencia y ayudando a la comunidad. 

¿Por qué decidiste acompañar a las mujeres sobrevivientes de violencia machista?

Porque las mujeres se sentían solas, entonces yo les doy el acompañamiento hasta el final, iniciamos y hasta que nos ayudan la policía, el juzgado, entonces el acompañamiento es total, hasta que termina un caso, hasta ahí yo lo dejo y sigo apoyando a las mujeres. 

¿La experiencia de violencia machista que más le ha marcado? 

Fue el 14 de diciembre del año pasado, una joven de 16 años que pudo romper el silencio, le brindé esa confianza y ella recurrió a mí, el caso ya está en manos de policía y juzgados, la mamá no sabía, vino la abogada hasta acá y la mamá dijo inmediatamente pues sí que iba a denunciar y fue una violación agravada, a una joven de 16 años, él de 43 años.

El 15 de diciembre lo vinieron a llevar, él está preso y ese es el caso que más me ha impactado, porque ahora a la joven y a la mamá las están amenazando, que, si ella no retira la denuncia, que hasta le van a quitar donde viven y las han amenazado de muerte, incluso a mí, me dicen que me van a venir a quemar mi casa, pero yo esa situación a mí no me hace decir “aquí llego”, yo le pido a Dios esa fortaleza para seguir ayudando a esas personas que recurren a mí.

LEE TAMBIÉN

¿Qué pueden hacer las instituciones para disminuir la violencia machista en las comunidades? 

Lo primero es que vengan a la comunidad, porque aquí hay muchas situaciones y muchas cosas que han estado calladas y aquí no se tiene ayuda de otras personas, eso es lo que a mí me gustaría, que vengan aquí a la comunidad, que se integren, porque aquí están pasando muchas cosas que hoy en día me lo están diciendo, han estado cosas tapadas sufriendo violencia niños y adolescentes, que los padres no pueden denunciar por miedo, entonces eso es lo que yo les pido, que vengan a la comunidad de La Bolsa. 

¿Ha visto cambios con las mujeres de su comunidad? 

Claro que sí y me siento muy alegre por esa parte, hay mujeres que me dicen “Vanesita Dios la mandó para acá, que viviera aquí con nosotras para que usted nos ayude, para que usted nos defienda” yo en eso pues, busco como defenderlas, porque sí hablo con ellos, porque son mis vecinos y he visto a mujeres que han dicho “Hasta aquí, no más violencia” hacer un alto y yo he visto ese logro y ese cambio en las mujeres. 

¿Cuál es el procedimiento para acompañar un caso de violencia machista?

Vienen las mujeres que son víctimas de violencia, vienen a mi casa entonces yo les doy una atención psicológica primaria, les digo cómo va a ser el proceso, veo la situación de cada mujer, entonces yo ya la mando atención legal o atención psicológica, depende de lo que necesite.

Las llevo a las oficinas del Movimiento de mujeres, ahí les dan atención legal y atención psicológica, luego hablamos con la víctima para preguntarle si ella quiere denunciar, entonces eso depende ella. Ahí la psicóloga, la abogada y yo la asesoramos, ella decide, le doy acompañamiento a la policía, las veces necesarias que tengamos que estar ahí con ellas, luego si pasan el caso al juzgado vamos al juzgado, vamos a Mi Familia, entonces ese acompañamiento es total desde mi casa, policía, juzgado y mi familia y sigo con esa mujer apoyándola y le digo desde un inicio que no está sola, somos un equipo que trabajamos en conjunto. Ahorita estoy esperando la notificación para un juicio y siempre sigo hasta el final dándole acompañamiento.

INFORMATE CON NOSOTROS

¿Qué le dice usted a las mujeres que sufren violencia? 

Yo lo que les digo es que lo que les pasó dejarlo atrás, es difícil, yo me pongo en el lugar de ellas, es difícil pero no imposible porque uno siempre puede pertenecer a grupos donde compartimos diferentes experiencias y eso nos ayuda, yo les digo a las mujeres que debemos salir adelante, soy mujer y yo estoy con ustedes, no decir que nuestra vida se truncó, somos mujeres debemos romper el silencio y no estar ahí sometida por lo económico, podemos salir adelante.

Deja un comentario