Fotografía de Perla Somarriba hace una semana. Foto Radio Darío | Katia Reyes
Fotografía de Perla Somarriba hace una semana. Foto Radio Darío | Katia Reyes

Joven con lupus muere sumida en la miseria

kathia Reyes

El desenlace ha sido fatal para Perla Somarriba, la joven de 20 años que hace meses fue diagnosticada con lupus y enfrentaba una etapa difícil de la enfermedad.

Su madre Hazel Somarriba, padece lo mismo desde hace dos años y ahora su condición también es delicada.

La dramática historia fue publicada en redes sociales.  Dos mujeres, la madre de 39 y su hija de 20, se encontraban postradas por el padecimiento de Lupus, una enfermedad del propio sistema inmunitario que daña las articulaciones, la piel, riñones, corazón, pulmones, vasos sanguíneos y el cerebro.

Ambas clamaban por ayuda desde una humilde champa en la comunidad costera de Mechapa, ubicacada a más de 100 kilómetros de la cabecera departamental de Chinandega, municipio El Viejo.

TE PUEDE INTERESAR: MADRE E HIJA CON LUPUS CLAMAN POR AYUDA ECONÓMICA PARA SEGUIR VIVIENDO

Algunas personas conmovidas por la historia las apoyaron económicamente y con víveres, pero la condición de Perla siguió empeorando, hasta que se rindió a la muerte ayer jueves poco antes de las 9 de la noche. Su hija de dos años quedó huérfana.

Perla Somarriba murió postrada en una hamaca y deja en la orfandad a una menor de dos años. Foto Radio Darío | Katia Reyes

La joven fallecida estuvo cerca de 22 días en el Hospital España. Allí le dieron de alta sin presentar mejoría regresó a su casa a esperar la muerte. Tras publicarse el servicio social, una chinandegana radicada en EEUU se interesó en el caso, dispuso de un vehículo para el traslado de Perla este viernes hacia el hospital capitalino Manolo Morales, pero no hubo tiempo, la joven murió antes. 

Perla es solo una de centenares de nicaragüenses que enfrentan enfermedades costosas contra las que no pueden luchar por falta de recursos económicos y protección social. 

Dramas que en la mayoría de casos  quedan en el anonimato donde la ayuda llega tarde o nunca llega. Para Hazel Somarriba aún hay tiempo. Para apoyarla con su tratamiento puede llamarla al número de teléfono 7843-4409.

Publicado en ,

Deja un comentario