Captura de pantalla (264)

León clama por salud a la Virgen de Merced

kathia Reyes

La iglesia católica pidió a los leones quedarse en casa en el Día de La Merced, pero centenares de fieles católicos se aglomeraron ayer jueves 24 de septiembre. Solo una parte logró entrar al templo para participar de la homilía oficiada por Monseñor René Sándigo, obispo de la diócesis de León.

Allí encontramos a Verónica Centeno, quien acude a la Virgen desde que tiene uso de razón. Ella es sobreviviente de Covid-19 pero no tiene temor de las aglomeraciones “gracias a mi virgencita estoy aquí, fue una situación muy difícil. Preparé mi mascarilla y otras precauciones” compartió. Ella también llegó a pedir a la virgen por un cambio en el país y mejores oportunidades de trabajo.

Mientras José Danilo Calvo, además de usar su mascarilla intentaba distanciarse de las personas. En 1988 Calvo, estaba en Bluefields, recibió un disparo y estuvo a punto de perder su brazo izquierdo, el milagro lo atribuye a la patrona de León “estoy pudiendo por la paz, que ya no haya violencia, que se vaya esta pandemia y por que se detenga esa matanza de mujeres” comentó Calvo.

Pero no todos usaron protección. Doña María Cristina Baca, mujer leonesa mayor de 60 años, no usó mascarilla. Entre palmas y sonoros cantos a La Merced, ella aseguró a Radio Darío que nunca usa mascarilla y apela a la divinidad para conservar su salud.

Ofrenda de un joven escultor

Tras el cordón de seguridad en las afueras del templo esperaba el capitalino Deilan Matamoros de 20 años, junto a centenares de fieles. Matamoros, cursa quinto año de secundaria y llegó por tercer año consecutivo para exhibir una escultura miniatura de La virgen que él mismo moldeó con plastilina.

Deylan Zamora, joven escultor y promesante.

Aunque dijo no ha necesitado milagros para su vida, tiene sus propias rogativas “es terrible lo que ocurre en el país. Estoy pidiendo por los jóvenes y por Nicaragua” nos dijo Deylan.

El mariachi Colonial llevó por ofrenda su música. Entres el grupo de hombres que vestían trajes rancheros color azul, estaba José Castro, quien nos dijo que llegan cada año para pedir por la salud de su familia y por la unidad del mariachi.

Mariachi Colonial

El Mariachi Colonial empezó a tocar cuando la imagen de La Merced abordó la carroza adornada con flores de todos los colores. También incluyeron la representación dramática de un médico atendiendo a un enfermo de Covid-19. La puesta en escena, grafica el principal clamor de un pueblo castigado por la pandemia.

Virgen de La Merced preside el lecho de un enfermo

La licenciada María Auxiliadora Peralta y sus compañeros de trabajo del Centro Nefrológico San José y saben del impacto de la pandemia en nuestro país y en agradecimiento ofrecieron un ramo floral a la Virgen.

“Pedimos a Dios y la Virgen nos proteja siempre en tiempos de pandemia. Estamos en la primera línea de lucha contra el virus y pedimos que cuide a los trabajadores de la salud de este centro, de toda Nicaragua y también a los pacientes” declaró Peralta.

Los altares en honor a la patrona de León fueron expuestos por doquier, en El Laborío, Sutiaba, San Felipe, en zonas céntricas o la periferia. Predominando el uso de cortinas amarillas y blancas, flores del mismo color, ángeles de poroplás o cartón, las infaltables velas y por supuesto pequeñas imágenes de La Merced y retratos de ella.

Altar viviente en honor a la Virgen de la Merced

Los altares, unos más suntuosos que otros, fueron elaborados por los fieles católicos que no acompañaron la procesión, esperaron que la caravana pasara por sus casas, entre ellos Doña Luisa López, sus hijos y nietos, quienes conscientes del riesgo de aglomerarse se quedaron en su casa.

Fe que nada la detiene

Oscurece en León pero el entusiasmo de la procesión es igual que al inicio. El cansancio no hace mella en los promesantes que cumplirán casi diez horas de recorrido a lo largo de 121 cuadras. Las populares “cuadras leones”, que se caracterizan por ser mas largas que en otros municipios.

Pero nadie más cansado que Lorenzo Rodríguez, quien se moviliza en una artesanal bicicleta modificada para pedalear con sus brazos. Son casi 16 kilómetros los que ha recorrido este poblador discapacitado originario del barrio Guadalupe. Su esfuerzo físico, está seguro, le traerá bendiciones a su vida “La fe en la virgen me motiva, ella nos va ayudar a salir adelante en cualquier situación” dijo al equipo de prensa de Radio Darío.

Lorenzo Rodríguez, promesante

La imagen de la Virgen de Merced ingresó después de las 11 de la noche a su templo. Entre salves y cantos marianos León cumplió, un año más, en rendir tributo a su patrona a pesar de los tiempos de pandemia.

Publicado en , ,

Deja un comentario