Dos hermanas fueron atacadas por un perro. Ambas están hospitalizadas

En Chichigalpa dos perros mordieron a dos hermanas, una de ellas de cinco años. El hecho ocurrió en el reparto Augusto C. Sandino, ayer jueves, cuando la niña Saraí Bigaíl Condega ingresó a una casa vecina y las mascotas se abalanzaron sobre ella.  Alicia Margarita Jiménez de 17 años, la hermana mayor de Saraí, intervino…

Una de las niñas fue atacada en su rostro por el perro. Foto | cortesía
Una de las niñas fue atacada en su rostro por el perro. Foto | cortesía
27 mayo, 2022

9:14am

wm-dario wm-dario

En Chichigalpa dos perros mordieron a dos hermanas, una de ellas de cinco años.

El hecho ocurrió en el reparto Augusto C. Sandino, ayer jueves, cuando la niña Saraí Bigaíl Condega ingresó a una casa vecina y las mascotas se abalanzaron sobre ella. 

Alicia Margarita Jiménez de 17 años, la hermana mayor de Saraí, intervino para proteger a su hermanita pero los perros alcanzaron a morder a las dos.

La más grave fue Saraí de cinco años, cuyo rostro quedó desfigurado. Mientras Alicia, fue mordida en ambas piernas, así lo narró aún conmocionada su abuela, Rosa Cándida Jiménez.

Vivienda dónde los perros atacaron a las menores. Foto | cortesía.

«A mi me llamó una vecina, que me apurara porque un perro se estaba comiendo a mi nieta. Yo a como pude entré pero ya le había agarrado toda su carta», dijo Jiménez.

El dueño de los canes es Marvin Cáceres, un nicaragüense más que lucha por llegar de forma irregular a los  EE.UU. Él dejó los perros a cargo de su pareja Blanca Ballesteros, de 21 años. 

Las mascotas Luna y Zeus son perros jóvenes de la raza American Stanford. Fueron golpeados con garrotes y hasta heridos con cuchillos para que soltaran a las hermanas.

«Yo le dije a la muchacha que no soltara a la niña pero la soltó y le hizo eso. Ahora el dueño que es mi esposo él va responder porque está en el extranjero», respondió la joven.

Según Ballesteros, los perros fueron retirados por oficiales de policía y desconoce si fueron sacrificados. 

La niña de cinco años fue operada en un intento para reconstruir su rostro. Está en el hospital Mauricio Abdalah de Chinandega al cuido de su hermana de 17 años, quien también se recupera del ataque. 

Informate con nosotros en:

Las menores viven entre la pobreza extrema y el abandono de su padre y madre. Han crecido con su abuela, una mujer jubilada que recibe una escueta pensión producto de sus años de trabajo en el barrido de calles de la localidad chichigalpina.

LOS ATAQUES DE PERROS

En occidente, episodios como estos son recurrentes.  Un niño de 13 años fue atacado por un pitbull en el 2018. Tras varios días hospitalizados se rindió a la muerte.

El año pasado otro adolescente resultó gravemente lesionados y hasta perdió un ojo. Ese incidente ocurrió en julio del año pasado en el barrio La Florida, Chinandega.

El debate gira entre la negligencia de los propietarios de estas mascotas, que adquieren estas razas especiales, sin tener las condiciones necesarias para su cuido y protección. 

Tras los ataques, los dueños de los canes intentan resarcir las lesiones graves y permanentes con dinero, pero esto siempre resulta insuficiente. 

Deja un comentario